MEDIOFILIA… y mediofobia

Temo a los medios… porque amo el periodismo

Posts Tagged ‘abc

Mediofilia Audiovisual – Periodismo entre lágrimas

leave a comment »

Reportaje de la redacción de ABC sobre la cobertura del 11-M:

Vía: Clases de periodismo

Anuncios

Written by David G. Ortiz

marzo 14, 2010 at 8:00 pm

Mediofilia y Mediofobia (05/03/2010)

leave a comment »

1) Javier Pérez de Albéniz

El hecho de que acabe de ser anunciado como ganador del Premio Blasillo de Huesca por su blog El Descodificador no es más que la excusa para rendir homenaje a mi crítico televisivo de cabecera, el único al que leo con gusto a diario, ya no tanto por lo noticioso de sus posts (casi siempre son análisis) como por lo certero de sus razonamientos y la calidad de su pluma. Brillante.

Precisamente ayer, 4 de marzo, nos ha legado una lúcida (y no falta de ironía, pues viene acompañada por un ficticio monólogo mental de un periodista que no se pueden perder) reflexión sobre Twitter:

“Si usted utiliza Twitter, estará de acuerdo conmigo en que aquellos que aseguran que el periodismo agoniza están mal de la cabeza. Twitter está aquí para salvar el negocio, es decir, para devolver la credibilidad a la prensa, para que las grandes empresas de comunicación rediman sus culpas, compensen su falta de imaginación y, lo que es más importante, vuelvan a tener jugosos beneficios”.

Y, por dar una de cal y otra de arena, también ha aportado su opinión acerca de Orbyt, el zombie del diario El Mundo, y de paso sobre la crisis que afecta al periodismo:

“Se ve bonito, suena espléndido, tiene un diseño brillante, pero piensen, piensen. ¿Qué es lo realmente importante en esto de la información y el periodismo? ¿Cómo y dónde me cuentan que el 11-M fue culpa de ETA, o que me cuenten que el 11-M fue culpa de ETA? La crisis es del papel, dicen, pero yo no descarto que algo de responsabilidad la tengan la ausencia de rigor, de moral, de imaginación, de creatividad, de periodismo…”

Si todavía no lo han hecho, no sé a qué esperan para agregar El Descodificador a su lector de feeds. Sin Albéniz, el repaso diario a la blogosfera sería mucho más aburrido.

1) El nombramiento de Félix Monteira

Hay dos caras de esta noticia. Por un lado, hay que reconocer el valor que el ya ex director de Público demuestra al ponerse al frente de la comunicación de un Gobierno envuelto en una crisis de confianza terrible, en el que además hay una pluralidad de portavoces endiablada (desde la jefa de prensa Ángeles Puerta, hasta la vicepresidenta De la Vega, pasando por los asesores en la sombra, Miguel Barroso y Angélica Rubio) que complica la necesaria unidad del mensaje. Por el otro lado, el nombramiento parece más una recompensa a los esfuerzos progubernamentales de Monteira al frente del diario de Mediapro que a criterios únicamente profesionales. Precisamente esta era la reflexión más repetida ayer en Twitter.

A juicio del que suscribe, se trata de un nombramiento acertado, aunque polémico. Monteira es un periodista curtido en mil batallas (ha estado al frente de publicaciones muy diversas), que responde al perfil adecuado para poner orden en la caótica comunicación del Ejecutivo socialista. El error se encuentra en que Zapatero, con esta decisión, refuerza los argumentos de la oposición mediática que afirma que Público nació como un apéndice propagandístico del PSOE. Exageraciones o no, dichos argumentos quedan reforzados.

Lo indudablemente positivo del caso, y esto bien podría situarse en la columna de las mediofilias, es que Jesús Maraña, hasta ahora subdirector de Público, pasará a hacerse cargo de la dirección del rotativo. Nadie mejor que él para devolver al diario la consistencia que ha venido perdiendo desde la marcha de Ignacio Escolar.

2) ABC

El diario de Vocento está iniciando su viaje hacia la integración de las redacciones de la web y el papel, y una de las primeras paradas no podía ser otra que inaugurar el nuevo look de su espacio de trabajo. Como se puede ver en el vídeo y las fotografías que el medio ha hecho públicas, la nueva distribución cuenta con una mesa circular en el centro de la sala – a la que se sentarán los subdirectores de Información, Internet y Cierre, así como la Directora Adjunta -, desde la que se controlará la asignación de temas y recursos.

Alrededor de esta “tabla redonda” se acomodarán los trabajadores de ambas versiones del diario: la digital y la impresa. Y si, como dicen, el roce hace el cariño, en poco tiempo podríamos ver a los expertos en periodismo de tinta manejándose con los ordenadores y las firmas de los desterrados digitales en las páginas de la edición en papel. El proyecto de futuro es que los dos perfiles de profesionales sean capaces de trabajar en ambos soportes. Sólo el tiempo nos dirá si es o no es viable.

VÍDEO

IMÁGENES (en el Twittpic de ABC.es)

2) Paolo Vasile

Cierto es que el consejero delegado de Telecinco, por una razón u otra, podría encabezar la columna de mediofobias casi a diario, pero en esta ocasión ha hecho un mérito especial para merecerlo. En una entrevista para El Economista con motivo del 20 aniversario de su cadena, Vasile ha anunciado que en caso de realizar recortes en la empresa, la tijera se pasará por el lado de Cuatro. No es que hubiéramos comprado la moto de que la cadena de Prisa saldría intacta de la fusión, pues sobradas muestras de influencia se ven en los informativos, pero saber que Telecinco planea hurgar también en los presupuestos de la cadena, y que lo reconoce públicamete incluso antes de que los tribunales de Competencia se hayan pronunciado sobre el acuerdo, nos parece un tanto temerario.

Y, además, la forma en que Vasile lo expresa tiene también su punto de ironía. “Si los gastos en Telecinco son un jamón, ya hemos llegado al hueso”. Y tanto que han llegado al hueso. Informativos sensacionalistas que apelan a los instintos más morbosos de la audiencia para asegurar su rentabilidad, avalancha de reality shows y telebasura low cost que sin embargo rinde opíparas ganancias, nulo presupuesto para el periodismo de calidad… Si la moralidad de Telecinco fuera un jamón, hasta el hueso habría sido devorado por el can de la avaricia.

Pero no se preocupen, que el señor consejero delegado ha asegurado que “este no es el momento de ahorrar ni de levantar el pie del pedal del acelerador de la programación”. No van a cerrar del todo el grifo. “Hay que seguir llevando argumentos de venta al departamento de comercial, por lo que apostar por contenidos que enganchen a la audiencia es fundamental para atraer la inversión publicitaria”. Lo dicho, no van a cerrar del todo el grifo, no sea que deje de salir fango y se empantanen los ingresos publicitarios.

3) Posible desaparición de los anuncios de prostitución

No es la primera vez que leemos algo parecido, pero noticias como esta siempre abren una puerta a la esperanza. Por enésima vez, parece que estamos un paso más cerca del fin de los anuncios de contactos en las páginas de la prensa. Así sucederá si finalmente las grandes cabeceras recogen el cable en forma de ayudas económicas que les tiende el Gobierno, a cambio de que retiren dicha publicidad.

Que prospere o no la iniciativa dependerá de la valoración económica que realicen los directivos de los diarios. Si el montante de la ayuda compensa, es posible que renuncien a una de sus rentables (y denigrantes) fuentes de financiación. Si se queda corta, seguiremos encontrando reportajes que denuncian la trata de blancas junto a reclamos publicitarios de dudosa catadura moral. Es en momentos como este cuando se pone a prueba la responsabilidad social del periodismo. Esperemos que esta vez sí supere el examen.

3) Colegio de Periodistas de Cataluña

De tanto recurrir a sus declaraciones, parece que los periodistas van aprendiendo cada vez más de los políticos. Y no precisamente lo bueno. Como si de un enfrentamiento partidista se tratara, las dos candidaturas en liza por dirección del Colegio de Periodistas de Cataluña se han puesto a ventilar los trapos sucios. Unos – los de Salvador Cot – acusan a los otros de corruptos y de manejar dinero negro; los otros – con Josep María Martí al frente – responden que se trata de una “manipulación”.

Los unos atacan a los otros y, al final, la casa sin barrer. ¿No sería de esperar que en una campaña de esta índole se discutieran principalmente temas periodísticos? ¿Es que la crisis no ha hecho estragos entre los profesionales de la región? ¿Es que no hay respuestas para el paro y  la precariedad que sean más urgentes de abordar? Eso, bajo el ruido de los sables, es lo que nos quedaremos sin saber.

En Portada – ¿Sensacionalismo o impacto?

leave a comment »

La delgada línea que separa el impacto informativo del sensacionalismo se traspasa en los medios con demasiada facilidad. Hoy en día, la influencia de la televisión, que se encuentra instalada en el hemisferio sensacionalista del periodismo, se extiende de la prensa a las webs, pasando por las radios, como un cáncer que complica la distinción entre lo que es noticia y lo que es pura exageración.

La portada del diario El Mundo el pasado domingo 28 se tambalea como un funambulista borracho sobre la mentada línea. No sólo amplifican un desastre natural que es desgraciadamente habitual en la historia de Chile, como son los terremotos, a la categoría de algo excepcional y único, sino que además lo conecta con sucesos climatológicos aislados como la borrasca “Xynthia” para justificar el catastrofista titular a dos columnas que reza: “La rebelión global de la Naturaleza”. Así, con “n” mayúscula y una foto suficientemente trágica a la derecha. Y a tres columnas.

Por su parte, la portada del ABC de ayer, miércoles 3 de marzo, se oculta en las tinieblas de una forma menos evidente, como el presidente venezolano Hugo Chávez parece estar haciendo en la fotografía que preside la primera página. Además, partido por el semiluminado rostro del mandatario, se puede leer el provocativo titular siguiente: “Chavez se burla de España… y el Gobierno cree que coopera”. Si a esta sonora afirmación le sumamos la alarmante y coloradísima cifra del paro que completa el cuadro por debajo, tenemos la perfecta obra de propaganda antisocialista y una portada muy capaz de atraer lectores en el quisco.

¿Vosotros qué creéis? ¿Se trata de sensacionalismo o de impacto?

Written by David G. Ortiz

marzo 4, 2010 at 11:30 am